Por una regularización de personas inmigrantes indocumentadas, ante la pandemia del COVID-19

Inicios del Hogar de Acogida Al Amal en Daimiel

El Centro de Acogida Residencial para menores tutelados por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, fue el primer proyecto de Horuelo. Inició su andadura en septiembre de 2001.

El Centro de Menores de Daimiel, nace del interés de las personas que fundaron Horuelo de llevar la intervención socioeducativa al plano operativo del acogimiento residencial, poniendo en valor el resultado de la práctica puesta al servicio de la metodología que tomó su forma en el desarrollo de un proyecto piloto europeo que tuvo como finalidad dar una “nueva oportunidad” a personas de origen inmigrante que están en situación de alta vulnerabilidad o conflictividad social para capacitarles y formarles en el ámbito de la educación social, y que su intervención se dirija hacia aquellos menores y jóvenes principalmente de origen inmigrante y en alta situación de conflictividad social y vulnerabilidad. Este proyecto se inició en los años 1998-99 y en él participaron cinco entidades de tres países. El Centre Bruxelloise d’Action Interculturelle (CBAI), el Centro Español de Formación y Acción Universidad Obrera (CEFA-UO) ambos en Bruselas, la Asociación Sevilla Acoge, la Asociación Comisión Católica Española de Migración (ACCEM) en Madrid y el Centro Georges Devereux de la Universidad de Paris VIII.

Esta metodología se centra en dos aspectos fundamentales, la noción de dispositivo de influencia y la noción de identidad. Nociones que van a constituir el modelo teórico sobre el que se fundamenta el Hogar de Acogida Al Amal -La Esperanza- su traducción al castellano, marcando su seña de identidad que ha permanecido a lo largo de estos casi 19 años de existencia, con sus lógicas y distintas derivas propias del paso del tiempo y de la aplicación y personalidad de sus distintos operadores (las distintas personas que han ido conformando el equipo educativo durante todo este tiempo).

El Hogar de Acogida Al Amal cuenta con diez plazas para menores de edades comprendidas entre los 12 años y el cumplimiento de la mayoría de edad, formando parte de la red de centros del Programa de Acogimiento Residencial de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha destinados a proporcionar una medida de protección a aquellos menores que se encuentran en una situación de desamparo o desprotección, ofreciendo un lugar de residencia y convivencia de manera que ofrezca una adecuada protección, educación y desarrollo a estos menores.

A lo largo de estos casi 19 años de apertura, se han atendido a 157 menores, casi en su totalidad varones y Menores Extranjeros No Acompañados (MENA), y es que, Al Amal nació con una marcada orientación dirigida a la intervención con los MENA, que por aquellos años comenzaban a llegar a C-LM de manera más numerosa, con lo que fue necesario dar una respuesta específica desde la administración que se encontraba con una red de recursos residenciales para menores cada vez más saturada.

Pero como digo, la atención no ha sido exclusiva a menores inmigrantes, también se han atendido menores españoles y en febrero de 2020 tuvimos el ingreso de las dos primeras niñas en la historia de Al Amal.

Durante todo este tiempo la historia de Al Amal ha estado plagada de errores y aciertos, he de reconocer que son mucho más numerosos los logros que los fracasos, se podría hacer una larga lista de todas las intervenciones educativas que han sido exitosas, y de aquellas historias de vida que han tenido un proceso positivo, aun con dificultades, una vez cumplieron la mayoría de edad y salieron del Hogar.

Para terminar este primer artículo, quiero primero, agradecer a todas las personas que han conformado el equipo educativo a lo largo de estos años y han hecho posible este trabajo educativo. En segundo lugar, mi reconocimiento a la fuerza y coraje de los menores acogidos que con su empeño, esperanza y energía han sido capaces de dar un viraje en sus trayectorias y reconducirlas hacia procesos vitales normalizados. Alguno de los éxitos que marcan la seña de identidad y el trabajo de estos años.

La felicitación recibida desde la jefatura de estudios del IES Juan D`Opazo de Daimiel por el trabajo educativo tan importante que hay detrás del esfuerzo, interés y resultado académico de los menores.

El haber reducido en los últimos años el absentismo escolar, y el éxito académico respecto al aumento de las calificaciones y la finalización de los cursos.

El que se cuente, en los últimos años, con la participación del Hogar en la Semana Intercultural que se celebra en el IES Juan D`Opazo.

Si prácticamente el número de no retornos (fugas) ha sido casi inexistente en la historia de Al Amal, en los últimos tres años ha sido cero.

El que regresen al Centro menores que en su día estuvieron residiendo con nosotros y vengan con sus hijos o nos inviten para que asistamos a sus bodas con un claro proyecto vital normalizado.

El orgullo de haber ganado en 2017 la Copa del Mundo de Fútbol para Centros de Menores que se celebra en Varsovia.



Deja un comentario

error: